Las 10 mejores técnicas de resolución de delitos de la época victoriana

Las 10 mejores técnicas de resolución de delitos de la época victoriana

La era victoriana abarcó la duración del reinado de la reina Victoria en Inglaterra, desde 1837-1901. Esta era en la historia de Inglaterra es conocida por el cambio económico, cultural, tecnológico y religioso que fomentó.

Como ocurre con cualquier movimiento de cambio social profundo, muchos de los ingleses se sintieron aplastados por las ruedas del progreso. Con las formas de vida más antiguas muriendo y la disparidad económica una presión constante, se produjo un cambio natural en la delincuencia. Y con él llegaron fuerzas policiales y detectives en constante evolución.

Aunque la policía en ese momento carecía de los sofisticados métodos forenses modernos que a menudo hacen o deshacen los casos en la actualidad, las técnicas que emplearon van desde lo sorprendentemente obvio hasta lo sorprendentemente ingenioso. Aquí hay diez ejemplos de cómo los detectives resolvieron crímenes en la era victoriana.

10 Huellas dactilares

En 1892, el científico, matemático y gran cerebro inglés Francis Galton se desarrolló a partir de una investigación del médico escocés Henry Faulds. Creó el primer libro de texto sistemático para la identificación de huellas dactilares, específicamente para su uso en la identificación de sospechosos. Hasta el día de hoy, las microvariaciones en las líneas de huellas dactilares se conocen como Detalles de Galton.

Primero aclaremos esto: las huellas dactilares no se usaron para condenar a un criminal en Inglaterra hasta después de que terminó la era. Un año después, para ser precisos. Pero publicaron públicamente la idea por primera vez durante la era victoriana, que ganó fuerza y ​​se implementó como una especie de prueba beta forense.

Las huellas dactilares de Harry Jackson en un alféizar recién pintado ayudaron a condenarlo por robar un juego de bolas de billar. Simplemente no puedes inventar eso.

9 Toxicología

Durante un período de tiempo que evoca imágenes de vestidos con volantes y la hora del té, una cantidad sorprendente de personas envenenó cruelmente a sus enemigos durante la época victoriana. El arsénico, el cloroformo, el cianuro y la estricnina se identificaron como la causa de muerte en varios casos. Esto se debió principalmente a que estos venenos eran baratos y fácilmente disponibles, en varios puntos incluso se vendían como medicamentos en las farmacias.

Para combatir esto, los químicos comenzaron a desarrollar el campo de la toxicología. En 1836, el químico británico John Marsh desarrolló la Prueba Marsh, una forma sensible de detectar el arsénico, que de otra manera sería inodoro, insípido e imposible de rastrear una vez en el cuerpo humano. Se cree que la mera existencia de la prueba redujo el número de intoxicaciones por arsénico en la segunda mitad del siglo XIX, ya que su alta eficacia significó una captura y una condena casi seguras.

8 Fibras

Rudolf Virchow, llamado el padre de la patología moderna, fue el primero en utilizar el análisis de fibras capilares en una investigación criminal en 1861. También fue el primer crítico de la técnica, y señaló que comparar fibras puede ser una prueba circunstancial útil, pero rara vez es concluyente.

No obstante, la utilidad de la comparación de fibras capilares como una pieza en un caso más grande ayudó a que la práctica se extendiera rápidamente. Esencialmente, las fibras encontradas en las escenas o en las víctimas se utilizaron para determinar el sexo, la edad, la profesión y el color del cabello del sospechoso. Esto fue de gran ayuda para generar un punto de partida para las investigaciones. Y cuando se combina con otras pruebas materiales y relatos de testigos, la identificación por fibra a menudo conduce a condenas.

7 Autopsias

Virchow también desarrolló el primer método sistemático para autopsias, gran parte del cual todavía se usa en la actualidad. Abogó por la aplicación forense de las autopsias y estandarizó la metodología de examinar el exterior del cuerpo primero, luego los órganos internos y luego las áreas de interés con mayor detalle, como con un microscopio.

A medida que la técnica evolucionó, su aplicación forense aumentó considerablemente. El uso de la temperatura corporal que se enfría gradualmente y el rigor mortis para establecer el momento de la muerte ayudó a los investigadores a perfilar y buscar testigos.

6 Perfiles criminales

El criminal más famoso de toda la era victoriana fue Jack el Destripador. En 1888, mató y mutiló salvajemente a cinco o más mujeres en Whitechapel, Londres. Honestamente, es sorprendente que no haya sido mencionado hasta ahora. Los crímenes de Jack fueron atroces y aterrorizaron a la gente de Inglaterra, poniendo a la policía bajo una presión sin precedentes para atraparlo. Para hacer eso, crearon métodos de investigación completamente nuevos, incluida la elaboración de perfiles criminales.

El primer ejemplo registrado de un perfil criminal fue creado nada menos que por Bond. No, no el suave agente secreto, el cirujano de la policía, Thomas Bond. Después de realizar la autopsia de las víctimas y observar ciertas características únicas de sus muertes y mutilaciones, pudo inferir una cantidad relativamente grande sobre el asesino.

Más importante aún, pudo ayudar a confirmar que todas las víctimas habían sido asesinadas por la misma mano, lo cual fue importante para aplastar la idea de que había varios Destripadores. Además, su opinión de que el asesino no tenía conocimientos anatómicos o quirúrgicos ayudó a exonerar a ciertos sospechosos cuyas historias clínicas los habían puesto previamente en la mira de la policía.

5 Testigos presenciales

No todos los métodos que utiliza la policía implican tecnología de vanguardia o dominio psicológico. Lo mismo ocurre con la policía en la época victoriana. Uno de los tipos de evidencia más antiguos y universales es el relato de un testigo ocular. Es tan básico y primordial que uno de los Diez Mandamientos es no hacerlo mal (ejem, te estamos mirando, número 9).

Y no es de extrañar que en la época anterior a las pruebas de ADN y video, los testigos oculares fueran una de las principales formas en que pudieron condenar a los delincuentes.

Se ha dicho que la época victoriana fue una época especialmente en la que abundaban los rumores. Antes del advenimiento del entretenimiento masivo constante, muchas personas de la época recurrían a los chismes para divertirse. Esto significó un aumento en el entrometimiento para obtener ese chisme caliente, lo que a su vez significó que las búsquedas de información puerta a puerta por parte de la policía no fueran un esfuerzo en vano.

4 Bocetos sospechosos

Sobre el tema de los testigos presenciales, su utilidad potencial alcanzó un nivel completamente nuevo durante el caso de Jack el Destripador. Varios ciudadanos de Whitechapel afirmaron haber visto a Jack entrando en la escena del crimen, saliendo de ella o en compañía de la víctima. Para estandarizar estos relatos y, a su vez, convertirlos en armas contra Jack, la policía hizo que se publicara en los periódicos un boceto compuesto de Jack.

Su esperanza era que un miembro del público proporcionara una identificación positiva del sospechoso. Se vendieron millones de copias de artículos que contenían el boceto, y la cobertura de noticias de Jack se considera el primer frenesí mediático mundial. Aunque, en última instancia, la composición del artista no condujo a un arresto, le dio popularidad a una técnica de resolución de delitos en todo el mundo.

3 Balística

Antes de Scotland Yard, la primera fuerza policial profesional de Londres fue un pequeño grupo conocido como Bow Street Runners. Uno de sus miembros, Henry Goddard, hizo historia en 1835 cuando se convirtió en la primera persona en identificar un asesinato utilizando balística forense.

La idea de la balística forense existía desde el siglo XVI, cuando se inventó el estriado, lo que hizo que las municiones adquirieran cualidades únicas y comparables. Sin embargo, Goddard fue el primero en utilizar la técnica en una investigación criminal. Sacó una bala del cuerpo de una víctima durante una autopsia y luego la comparó con varios moldes en el área que podrían haberla creado.

Finalmente, lo combinó con un solo molde en la casa de un hombre que ya era un sospechoso principal, lo que ayudó a finalizar el caso y llevar al asesino ante la justicia. Después de esto, la balística forense se convirtió lentamente en un aspecto importante de la ciencia forense y se usa ampliamente en la actualidad.

2 Fotografía

Un invento profundo de la era victoriana es la fotografía de la escena del crimen. La fotografía era un arte nuevo, recién inventado en 1822, y durante la mayor parte de la era victoriana fue relegada a aficionados y artistas de nicho. Su ventaja en las escenas del crimen se hizo evidente gradualmente y, al final de la Era, era común que la policía en muchas áreas fotografiara escenas del crimen, patrones de sangre y cuerpos de las víctimas.

Un ejemplo sorprendente es la fotografía de Mary Jane Kelly, una de las víctimas de Jack el Destripador. Advertencia: es gráfico. La foto fue tomada después del descubrimiento de su cuerpo y la mostraba tal cual la dejaron. La previsión de la policía de dejar el cuerpo en paz y fotografiarlo significó que aspectos de la escena del crimen podrían investigarse a perpetuidad.

Como la identidad de Jack el Destripador nunca se ha determinado de manera concluyente, los investigadores del sillón todavía estudian detenidamente la fotografía como parte de su búsqueda para cerrar el caso de una vez por todas.

1 Interrogatorio e investigación

Independientemente de cualquier tecnología y técnica emergente, el activo número uno de la posterior policía de la época victoriana fue la memoria de la trampa de acero donde guardaban registros de cada ciudadano y caso con el que se encontraban. Alex Werner, curador del Museo del Crimen en el Museo de Londres, dijo que “Un buen detective en ese momento … podía recordar a todos por su rostro. Tan pronto como veía a alguien, podía pensar en lo que había hecho antes ".

Un buen detective de la era victoriana conocía su ritmo hacia adelante y hacia atrás. Para él, el vecindario que patrullaba era una colección de personas cuyas historias y afiliaciones había memorizado.

Esto significaba que, para bien o para mal, la mayoría de los detectives acudían a cada caso nuevo precargado con información y suposiciones. Para promover cada caso, fueron de puerta en puerta para acumular aún más. Antes de que existieran las bases de datos informáticas, los mejores detectives fueron las bases de datos.

PULSA PARA EMPEZAR EL TEST

¡¡¡TEST DIARIOS EN TU MOVIL!!!

Pulsa para descargar



El Chat de TestdePersonalidad.club


CARGANDO...


LOADING...

¡UNETE A NOSOTROS!

Somos 503 jugones ¿a que esperas para unirte?

¡Registrate ya!

Bienvenido a Test de Personalidad

Testdepersonalidad.club es una web en la que ademas de divertirte con nuestros quiz y test podras conocer gente chateando con nuestros jugones. Todos los dias añadimos test divertidos nuevos, no te los pierdas.

¿Que puedo encontrar en test de personalidad?

En esta web podras encontrar estos tipos de test

Test de inteligencia

Test de personalidad

Test de amor

Test psicologicos

Test divertidos

Test de cultura general

Quiz

Y un sin fin mas de diversos test con los que nos gustaria que lograses pasar un buen rato divirtiendote. Asi que si no sabes que hacer cuando te aburres te damos la solucion perfecto

¿Como funciona Testdepersonalidad.club?

Es muy sencillo, solo tienes que acceder al test que mas te guste e ir respondiendo a las preguntas que te va dando la aplicacion. Cuando finalices te daremos el resultado de tu test de personalidad.